La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

QUERER CAMBIAR A LA PAREJA EN LO FUNDAMENTAL

Muchas veces pensamos que hay aspectos de la pareja que no nos gustan, pero si surgen cuando ya estamos afectivamente muy enganchados a esa persona, tendemos a infravalorarlos y creemos que con el tiempo desaparecerán o que, en última instancia, conseguiremos cambiarlos.

La realidad es que hay costumbres o hábitos muy arraigados que cuesta mucho modificarlos; incluso aunque sea la propia persona quien esté interesada en hacerlo.

 

Los hábitos y las creencias más profundas forman parte de los principios sobre los que se asienta el individuo; podemos cambiar aquello que no nos «rompe por la mitad», que no afecta a nuestra seguridad o estabilidad emocional, pero difícilmente cambiaremos o nos cambiarán los valores sobre los que gira nuestra existencia.

 

Muchas personas cometen la ingenuidad de pensar que pueden cambiar lo imposible. Otras están tan seguras de conseguir sus objetivos que actúan con torpeza, incluso con prepotencia, y pretenden anular o modificar lo sustancial de su pareja.

Podemos influir en algunos aspectos de la conducta y las actitudes de la pareja, y lo haremos dominando los secretos de la comunicación, pero no pretendamos volver del derecho lo que está del revés, porque sufriremos uno de los mayores golpes y desencuentros que podemos experimentar en nuestras relaciones afectivas.

 

 

Menú de este tema

Home