La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

SABER COMUNICARSE: EL LENGUAJE NO VERBAL

Si usted hojea algunos libros sobre este tema se encontrará con que, cuando hablan del lenguaje no verbal, se refieren a los gestos del cuerpo, a la mirada, al contacto, a los movimientos que hacemos o a la proximidad o lejanía de nuestro cuerpo y el del interlocutor. Todo ello es cierto, dependiendo de cómo miremos al otro o de los gestos que hagamos con nuestro rostro, de cómo nos sentemos o coloquemos a su lado y de la orientación que tengamos hacia él (si es frontal, o le damos la espalda, o nos ponemos de lado), así se sentirá y así reaccionará.

Aunque existe un acuerdo unánime en que este lenguaje no verbal está constituido por la expresión del cuerpo, hay mensajes constituidos por actos donde no interviene ni la palabra, ni el gesto, ni la voz, etcétera, y podemos considerarlos como un lenguaje que transporta significado para el otro. Hay miles de actos no catalogados como palabras ni gestos que hablan por sí mismos y poseen una fuerza de influencia poderosa. Inexplicablemente, esto no se encuentra en los libros de comunicación y, sin embargo, tiene gran importancia.

¿Qué pasa cuando alguien que usted conoce y que está en la otra punta de la barra de una cafetería paga su consumición sin decirle una sola palabra? ¿Qué ocurre si alguien que va conduciendo en otro coche le pita reiteradamente o le cierra el paso bruscamente o se pica con usted en la velocidad? ¿Qué está comunicando una persona que se sienta a tu mesa y empieza a comer antes que nadie o se sirve él mismo y no a los demás o si al comer hace ruido o habla con la boca llena o no guarda las mínimas normas de protocolo? ¿Qué lenguaje utilizamos cuando dejamos aparcado nuestro coche delante de un vado permanente o en doble fila, dejando encerrado a otro coche e impidiendo que salga? Eso es lenguaje no verbal, son acciones donde no media la palabra, pero que tienen un significado, que indica que el otro no nos cae bien, no nos importa, no nos respeta o no nos tiene en cuenta. Y si mandamos un ramo de flores o un regalo cualquiera, ¿no nos estamos comunicando sin palabras? Nuestra vida está plagada de mensajes no verbales, de acciones que significan algo.

Pero también las omisiones tienen significado. No acudir al funeral de un conocido, no hacer ni caso e ignorar a una persona en una conversación, no contar con otro para tomar una decisión aunque le afecte, son varios ejemplos de la importancia que la comunicación por omisión de actos tiene para el interlocutor o receptor de quien se trate.

Por tanto, en cuanto emisores, hemos de saber que cualquier cosa que decimos, hacemos o no hacemos tiene una influencia en nuestra comunicación con el otro... y el otro reaccionará en consonancia.

 

 

 

Menú de este tema

Home