La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

¿ES NECESARIA LA ADOPCIÓN?

Hay muchos menores que, por diversas causas, no pueden permanecer en su familia de nacimiento.

En algunos casos, el menor sigue perteneciendo a su familia biológica y, tras una acogida temporal, retornará al cuidado de la misma. En otros, los niños, aunque siguen teniendo su identidad y estatus legal con la familia biológica, permanecerán en acogimiento toda su infancia. Dicho acogimiento se puede realizar por parte de algunas instituciones, aunque la mayoría se produce en hogares temporales de acogida (acogimiento a largo plazo). Estos menores no podrán ser adoptados por la familia de acogida; siempre pertenecerán a la familia biológica.

No obstante, hay muchos menores de los que no se puede hacer cargo su familia biológica. Para estos niños, sin lugar a dudas, la mejor solución es la adopción.

La adopción es aceptada como una forma de protección de la infancia. En la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, se recoge como derechos de la infancia: «Todo niño tiene derecho a crecer en una familia, y a conservar los vínculos con sus orígenes (país, lengua, cultura, religión). Sólo cuando no es posible la colocación en su propio Estado, la adopción por extranjeros se concibe como un beneficio para el niño».

Y para garantizar que ésta no suponga un fraude para los derechos del niño y evitar el tráfico de menores, en 1993 se firma el Convenio de La Haya de cooperación entre países, de gran interés, para el establecimiento de garantías en los procesos de adopción de niños de origen extranjero, y que sujeta dicha adopción a un control administrativo sobre la idoneidad de los padres y de los hijos adoptivos. No obstante, no todos los países tienen firmado este convenio y, además, son diferentes los acuerdos que mantienen de forma bilateral los diferentes países firmantes para regular los procedimientos de adopción.

Es muy importante disponer de información y guías de actuación sobre adopción internacional y recomendaciones propias para cada país de origen.

 

 

Menú de este tema

Home