La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

LA ADOPCIÓN EN EL MUNDO OCCIDENTAL

En las sociedades occidentales, la adopción plena supone una nueva relación familiar, igual o equiparada a la biológica, por lo que se establece como regla la ruptura de vínculos personales, familiares y jurídicos entre el hijo adoptivo y sus padres naturales o biológicos.

En este sentido, en el asiento de inscripción en el Registro Civil se hace constar como padres únicamente a los adoptivos, sin mención alguna al carácter de «adoptivos», en plena igualdad con los biológicos; éstos sólo constarán en otro asiento con publicidad restringida. El adoptivo es hijo, como otro cualquiera, de sus nuevos padres.

A la adopción que se realiza en otro país distinto al que uno pertenece se le llama adopción internacional.

Hay otro tipo de adopción, la simple o prohijamiento, en la que no existe ruptura del vínculo con la familia biológica y que, para ser plena, debe transformarse para que se pueda inscribir en el Registro Civil a través de un auto del juez de Primera Instancia del domicilio específico.

La adopción internacional es un fenómeno reciente, pero que ha cobrado gran importancia. Por ejemplo, en poco tiempo, España ha pasado a ser el segundo en número de adopciones internacionales, sólo por detrás de Estados Unidos. Las principales áreas de procedencia de niños adoptados son Asia (sobre todo, China), países de Europa del Este y Latinoamérica.

 

 

Menú de este tema

Home