La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

QUÉ ES EL AUTISMO

El autismo es un extraño y dramático trastorno del neurodesarrollo, que afecta preferentemente a los varones. Su incidencia en la población es relativamente baja (3-6 casos por cada 10.000 habitantes) pero muy importante, dadas las consecuencias personales, familiares y sociales que lleva consigo.

Hasta el año 1943, en el que Leo Kanner publicó sus estudios sobre estos niños, el autismo no había sido suficientemente bien descrito ni encuadrado dentro de la psicopatología infantil. Este autor, y al año siguiente Hans Asperger, describió el comportamiento de unos niños que presentaban una gran incapacidad para establecer relaciones con los demás y unas «fascinantes peculiaridades». A estas manifestaciones las denominaron «alteraciones autistas del contacto afectivo» y al problema que las motivaba «trastorno autista». A partir de entonces, se han ido perfilando cada vez mejor las características que definen este problema, señalando como síntomas fundamentales:

• Dificultades en la interacción con los demás.

• Problemas en la capacidad de comunicarse.

• Restricción importante de los intereses y actividades.

Como parece obvio, condicionan en el niño un particular estado de aislamiento del entorno y de los demás, que es la característica que mejor define al autismo.

En la actualidad, se considera que el autismo es una de las psico-patologías que forman parte de los llamados trastornos generalizados del desarrollo, que se caracterizan por tener:

• Alteraciones cualitativas en la interacción social.

• Alteraciones cualitativas en la comunicación.

• Alteraciones cualitativas en las actividades y los intereses.

 

Como se pone de relieve, lo que mejor define a estos trastornos es la presencia de alteraciones cualitativas en esos tres ámbitos de la conducta, mucho más que las de tipo cuantitativo. Es decir, es más característico de estos trastornos sufrir una distorsión o anomalía en el modo de relacionarse con los demás, en la forma de comunicarse con los otros o en el tipo de intereses y actividades, que presentar una alteración en la intensidad (en más o en menos) de estas conductas.

Dentro de los trastornos generalizados del desarrollo, también se incluyen el síndrome de Rett, el síndrome de Asperger y el trastorno desintegrativo infantil. Todos ellos comparten con el autismo las características señaladas y se diferencian por algunas peculiaridades que comentamos en espacios posteriores.

 

 

 

Menú de este tema

Home