La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

EFECTOS DE LA SEPARACIÓN EN EL RESTO DE LA FAMILIA

En un mundo en el que hay cada vez más parejas separadas, se está convirtiendo en una peligrosa moda el llevarse al hijo lejos del otro progenitor, por no estar de acuerdo con el régimen de visitas estipulado por el juez. Este in crescendo de la denominada «sustracción de niños» debe entenderse y legislarse como un secuestro emocional, pues al niño no sólo se le usurpa el contacto con uno de los padres, sino también con toda la línea familiar, llámense primos, tíos, abuelos...

En este punto, los códigos civiles más evolucionados posibilitan las relaciones de los abuelos con los nietos en los procesos de separación, divorcio o nulidad de las parejas, haya o no acuerdo.

El régimen de visitas entre abuelos y nietos será potestativo y no infringirá las resoluciones judiciales que restrinjan la relación de padres e hijos, especialmente en casos de violencia doméstica.

Es más, la custodia de los menores podrá ser encomendada a los abuelos, por decisión judicial, en caso de desacuerdo entre los cónyuges.

Las normas más desarrolladas suelen buscar establecer el derecho de los abuelos a relacionarse con los nietos y el derecho de los nietos a no verse privados del contacto con los abuelos.

Surgirán problemas; piénsese que los abuelos lo son por parte de padre o de madre y pueden tomar un equívoco partido, también encontraremos abuelos separados de sus propias parejas, pero, en general, los abuelos anteponen el interés de los nietos y buscan su bienestar. Además, les aportarán equilibrio y seguridad.

 

 

Menú de este tema

Home