La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

BASES NEUROBIOLÓGICAS DEL TDAH.

Las investigaciones de las últimas décadas han ido poniendo más de manifiesto el sustrato neurológico del TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Las pruebas de neuroimagen permiten afirmar que no existe ningún tipo de lesión cerebral en estos niños, pero que tienen diferencias en su funcionamiento al compararlos con los otros.

Además, dentro del TDAH es posible distinguir dos grupos, según el tipo de funcionamiento cerebral. Uno que presenta un estado de hipoactivación del sistema nervioso y otro que tiene una actividad más inmadura. Los primeros se relacionan con manifestaciones más típicas del TDAH y mejor respuesta a la medicación. Por el contrario, los que muestran cierto retraso madurativo tienen asociados otros problemas (lenguaje, lecto-escritura, afectivos, motricidad, oculomotores, etcétera) y la medicación consigue menos resultados.

Las diferencias en el funcionamiento cerebral tienen relación con los sistemas de neurotransmisión y la regulación que ejercen sobre las redes neuronales. Por otra parte, la causa de todo esto parece que es de tipo genético. De hecho, es frecuente reconocer algunas características del TDAH en otros miembros de la familia. Con todo, hay aún muchas incógnitas por resolver y datos que verificar para poder fundamentar sólidamente las bases neurobiológicas del TDAH.
 

 

 

Menú de este tema

Home