La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

¿TIENEN DIFICULTADES PARA APRENDER LOS NIÑOS HIPERACTIVOS?

Son niños que se muestran inteligentes, los tests que se les aplican, normalmente, les valoran corno alumnos con capacidad normal o normal-alta, pero su rendimiento es muy irregular; algunos profesores pueden decir de ellos que son vagos y poco voluntariosos.

Tienen un estilo peculiar de aprendizaje que se caracteriza por:

• Dificultades en la atención controlada (tareas nuevas), frente a la automática; en la atención focalizada (se dispersa ante estímulos irrelevantes); en mantener la atención de forma continuada (incapacidad para inhibir la distracción); en atender a estímulos que aparecen con una frecuencia lenta.

• Dificultades en la memoria a largo plazo (su procesamiento de la información es superficial). Almacenan lo inmediato.

• Predominio del procesamiento impulsivo sobre el reflexivo; del global sobre el analítico; fallan en la flexibilidad cognitiva para integrar la información.

• Dificultades para organizar la información y falta de estrategias de solución de problemas.

• Dificultades específicas de aprendizaje: en la lectura y escritura, en la resolución de problemas matemáticos, en la coordinación. Dificultades perceptivo-espaciales. Dificultad para seguir instrucciones y mantener la motivación.

 

Esto trae consigo las siguientes dificultades:

• Debido a sus dificultades de motricidad fina realizan actividades escritas de forma poco cuidada (mala letra, renglones torcidos, borrones), cuadernos desordenados donde siempre faltan ejercicios por terminar. Suelen ser malos dibujantes.

• Algunos manifiestan falta de condiciones físicas para los deportes, debido a su escasa habilidad motriz. Otros son ágiles, pero todos presentan problemas para seguir las reglas del grupo.

• En la escuela les cuesta aprender a leer y a escribir, fallando especialmente en lengua y matemáticas.

• Fracasan en las pruebas de evaluación, a veces porque no saben, y otras, porque no las realizan con esmero, quieren terminar pronto y se desaniman enseguida. Esto trae como consecuencia frecuentes suspensos que son más habituales a medida que pasan los cursos, y a partir de tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria (15 años) pueden llegar a ser graves.

 

¿Cómo se siente el hiperactivo?

No entiende lo que le pasa, todo le sale mal. El se ve como otros compañeros, incluso más listo, pero los profesores no hacen más que regañarle, sus compañeros se meten con él, suspende. Los padres y los profesores nunca están satisfechos. Su sentir es: «Si es imposible conseguir que me entiendan, seré malo». Y empieza a mostrarse rebelde...

 

Pero el hiperactivo no es malo...

Puede ser rebelde, o tener fuerza en las luchas de poder, o saltarse la autoridad..., pero tiene algo a su favor: tiene buen corazón, aunque puede mostrarse duro con otros. Lo importante es saber llegar a él. El niño hiperactivo, para confiar en otros, precisa comprobar que se está interesado en él, que se le quiere ayudar, recibir muestras de comprensión y de flexibilidad, pero debe tener claro que flexibilidad y debilidad no van unidos. Cuando el profesor haya llegado a él, estará en condiciones de conseguir que progrese. Entonces el hiperactivo llega a ser incondicional.

 

 

Menú de este tema

Home