La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

QUÉ ES LA ENURESIS

La enuresis es un problema evolutivo de la micción. Se manifiesta a una determinada edad, si el niño no ha aprendido a evacuar la orina en los lugares adecuados a voluntad, es decir, si la micción no se realiza bajo control del individuo. Desde el punto de vista del niño, consiste en hacerse pis sobre sí mismo o en lugares inadecuados, después de una cierta edad en la que ya debería tener control. Decimos que es un problema evolutivo porque todos nacemos con el reflejo de micción, de forma que cuando la vejiga está llena se relajan los esfínteres y se libera la orina, pero se aprende a hacerlo a voluntad, en el lugar apropiado, a partir de los 3 o 4 años de edad. El momento a partir del cual controlamos la micción es muy variable y, por tanto, el diagnóstico de enuresis se establece arbitrariamente a partir de los tres años y medio de edad, aunque, en general, como en otras muchas cosas, las niñas adquieran la habilidad de controlar la micción antes que los niños.

El problema de fijar el diagnóstico de enuresis en una edad arbitraria (a partir de los 3 años para la enuresis diurna y a partir de los 4 para la enuresis nocturna) conlleva dudas sobre cuándo iniciar el tratamiento, tanto a los padres como a los profesionales psicólogos. Del mismo modo, resulta problemático establecer el diagnóstico con base a la frecuencia con la que el niño padece incontinencia urinaria (se hace pipí encima de día o moja la cama por la noche). Se supone que la habilidad de orinar de manera controlada se aprende y, como en otros aprendizajes, aparecen avances y retrocesos antes de que definitivamente se fijen. De todos modos, pueden aparecer fallos esporádicos en el control diurno o nocturno, incluso en adultos, debidos a falta de precaución, al cansancio o al consumo de drogas o fármacos.

Algunos autores han definido la enuresis como la persistencia de la micción involuntaria en ausencia de patologías urológicas, neurológicas o infecciones; sin embargo, los casos de enuresis secundarias, después de algunos años de controlar adecuadamente la micción, no se ajustan adecuadamente a esta definición.

 

 

Menú de este tema

Home