La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

TIPOS DE ENURESIS E INCIDENCIA

La enuresis se ha clasificado de diferentes maneras. La enuresis funcional es el tipo más común (más del 90 por ciento de los casos) y es aquélla en la que los niños no presentan ningún otro problema, bien sea de origen congénito orgánico, infeccioso o traumático. El niño no ha alcanzado todavía el control sobre la micción pero este problema no puede ser achacable a ninguna otra causa. Su desarrollo general (motor y verbal) es normal y aparentemente sólo muestra dificultades en el aprendizaje del control de la micción. En los otros casos se habla de enuresis orgánica, bien de tipo congénito o traumática.

También se distingue entre enuresis primaria y secundaria. En el primer caso, el niño no ha logrado control suficiente y puede encontrarse en cualquier estadio del aprendizaje del control voluntario de la micción. En el segundo, se trata de casos en los que después de un amplio periodo de control (seis meses), el niño recae, en ocasiones asociadas a un accidente, a periodos de hospitalización largos, o a nacimiento de hermanos o pérdidas familiares.

La distinción entre enuresis diurna y nocturna es obvia; sin embargo, su tratamiento plantea problemas diferentes. Aunque en términos generales aprendemos el control diurno antes que el nocturno, la enuresis diurna está asociada a la urgencia urinaria y a la imposibilidad de inhibir el detrusor (1) o a controlar la tensión de los esfínteres interno y externo, mientras que la nocturna está relacionada con que los espasmos de la vejiga sean suficientes para despertar al niño o bien con que la capacidad de la vejiga sea capaz para aguantar toda la noche.
 

Los datos epidemiológicos, aunque varían de unos países a otros, son coincidentes en señalar que aproximadamente a los 3 años un 25 por ciento de los niños todavía se hacen pis en la cama; el 15 por ciento todavía lo hacen a los 5 años, un 8 por ciento a los 7 años y sólo un 2 por ciento a los 14, mientras que de día, a partir de los 3 años, el cien por cien de los niños controlan, salvo errores esporádicos inferiores a uno por semana. En todos aquellos casos en que se han realizado estudios de prevalencia (2) de la enuresis, aprovechando la estancia de niños en clínicas y hospitales, los porcentajes obtenidos son superiores a los anteriormente mencionados.

 

(1) El conjunto de las fibras musculares de la vejiga urinaria.

(2) La proporción de niños que presentan enuresis

 

 

Menú de este tema

Home