La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

REFLEXIÓN SOBRE LA SEPARACIÓN DE LOS PADRES

Conviene desdramatizar. Hay muchos niños que se adaptan a su nueva situación; en todo caso, debe minimizarse el daño, evitando en lo posible la participación del niño en el conflicto, informándole ambos progenitores de forma conjunta de que se van a separar: «Nos separamos, sí, pero los adultos, y desde luego no nos separamos de ti», «los dos te queremos», «la separación no es en nada culpa tuya», «ambos estaremos siempre a tu lado», «tu vida, el colegio, el hogar, los amigos, tu formación, en nada cambiará».

Los padres deben explicarle que ambos le van a seguir queriendo igual, que no pierde al otro, darle seguridad en el futuro. Deben erradicar cualquier utilización del niño como emisario de mensajes hostiles. Hay que ser padres, que es muy distinto a tener hijos, hay que superar las tormentas emocionales o impedir que choquen contra la débil e inocente estructura de los niños. Unidos o separados, los padres siguen siéndolo y están obligados a mantener unas relaciones cordiales entre ellos y afectivas con los hijos.

El Estado y sus administraciones deben informar a los padres de cómo deben funcionar en el inicio de una posible ruptura para no dañar a los hijos. Luego debe garantizar un justo reparto de los bienes y de las cargas económicas que pudiera tener la pareja, de forma que, como suele ocurrir en demasiadas ocasiones, no se delegue al papá a un estado pobreza económica que también afectará a los hijos. Asimismo, debe crearse un fondo de compensación que posibilite adelantar el pago de las pensiones alimenticias establecidas judicialmente. Convendrá reconvertir algunos juzgados de primera instancia en juzgados de tramitación urgente, para que se ocupen de las ejecuciones de pago de obligaciones dinerarias para aliviar de carga a los juzgados de Familia. Se precisa priorizar en el reparto de asuntos de los decanatos las demandas de ejecución de medidas de pago. Es necesario que las asociaciones de madres y padres separados sensibilicen a sus socios para no lesionar los intereses de los hijos, para ser comprensivos con el otro. Habrá de dotar de espacios para efectuar visitas, para los casos específicos antes reseñados. Resulta fundamental dar a conocer los equipos de mediación.

Los padres tienen que aprender a decirle al niño que le quieren, que ambos están encantados de que haya nacido. Desde la cooperación parental se informará a la escuela de lo que está aconteciendo.

 

Recuerde

• Los padres pueden contribuir a una buena adaptación de los hijos a la nueva realidad familiar que se produce tras la separación.

• Es preciso que los niños mantengan buenas relaciones y continuadas con ambas figuras parentales, pues esto incide en gran manera en su estabilidad, así como que los padres no dejen de ejercer su función tutelar con ellos, respondiendo a sus necesidades siempre que lo requieran.

• Hay que procurar transmitir respeto y aceptación hacia el otro progenitor, hacer que el niño sienta que puede hablar con libertad de cada uno con el otro y con el resto de la familia, mostrar habilidad para negociar y solventar con éxito los problemas relacionados con los hijos.

• Hay que mantener a los hijos al margen de los procesos legales.

• Ante situaciones de maltrato físico o emocional se deben adoptar posturas tanto a nivel personal como legal que transmitan seguridad y protección al hijo.

• Ante cuestiones en las que no se sepa cómo actuar correctamente se debe acudir a un especialista.

• Es recomendable que se produzcan los menos cambios posibles respecto al hogar, colegio, entorno... y respecto a las relaciones familiares (abuelos, tíos, primos) y extrafamillares (amigos).

• Si se tiene la guardia y custodia, se deben facilitar el contacto y las relaciones con el otro progenitor, no obstaculizar el régimen de visitas e informarle de la vida escolar u otros temas esenciales de los hijos.

• En caso contrario, si se es el progenitor sin custodia sobre los hijos, es importante pasar la pensión puntualmente sin verter comentarios malintencionados a los hijos, respetar el régimen de visitas, avisando de cambios y retrasos, y estar presente en la vida de los hijos física y emocionalmente.

• La separación, el divorcio, es una decisión de adultos; que ninguno de ellos olvide que el hijo aún es un niño y debe seguir siéndolo. Si en el padre/madre se constata una personalidad antisocial o psicopatía se debe asegurar por parte de los juzgados que el régimen de visitas no perjudique a los hijos, que, como acabamos de ver, pueden ser utilizados para dañar a el/la ex.

 

 

Menú de este tema

Home