La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

RELACIONES CON LAS PERSONAS AL CUIDADO DE LOS HIJOS

Otro caso muy frecuente es el de los niños que pasan gran parte de su tiempo al cuidado de personas, a veces de culturas diferentes, que además hacen las labores domésticas.

Estas personas ocupan un papel relevante, sobre todo cuando se encargan de hogares donde los niños son muy pequeños y los tienen a su cuidado, pasando con ellos muchas horas. Pese a ello, no se les dan pautas educativas, ni se les concede importancia.

Las cuidadoras deben ser bien elegidas: han de ser de total confianza. Es conveniente solicitar referencias, mantener una profunda entrevista, en la que apreciemos sus motivaciones, criterios, y captemos su carácter —que debe ser abierto, jovial—, sus hábitos de limpieza, su salud mental, su interiorización de la prevención de accidentes. Ver cómo se desenvuelve con el hijo y qué reacción provoca. No está de más aparecer sin previo aviso en el hogar para comprobar que todo funciona con normalidad. Los padres deberían tener la certeza, con sólo verla en acción con sus hijos, de que entiende y quiere a los niños, de que puede manejarlos con bondad y firmeza. En otro espacio se hablará sobre las distintas situaciones que el niño provoca según su grado de evolución y edad, de forma que podamos transmitir criterios y pautas de actuación.

 

 

Menú de este tema

Home