La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Salud psíquica y enfermedad

La definición de salud psíquica y enfermedad parte del concepto de normalidad; esta definición es complicada y no pueden emplearse los mismos puntos de referencia que en medicina general. Para la medicina, la enfermedad es el resultado de una agresión al organismo, como puede ser una infección, el mal funcionamiento de un órgano o la insuficiencia de una parte del cuerpo; este criterio no puede aplicarse en psiquiatría, ya que en este campo de la medicina no se puede hablar con plena exactitud de un agente externo que provoque la enfermedad, ni puede localizarse ésta en un órgano específicamente afectado. Además, se ha visto claro que la enfermedad no es sólo eso, sino que enferman igualmente cuerpo y mente, el enfermo entra en una nueva esfera vital, la de su enfermedad. Se modifica la vida, y ante esto no todas las personas responden igual, no se debe hablar de enfermedades, sino, de enfermos.

Como no hay una definición exacta, sino muchas, vamos a ver algunas de ellas:

Levinson (1962) considera que la salud mental depende primariamente de la forma en que el individuo se siente a sí mismo, a los demás y al mundo, especialmente en relación al lugar que ocupa dentro de él.

Karl Menningen (1974) define la salud mental como el ajuste de los seres humanos al mundo y a ellos mismos con un máximo de efectividad y felicidad.

Ginsberg, en 1955, da una definición útil y aclaradora. La salud mental se define por algunas categorías como la capacidad para mantenerse en un trabajo, de tener una familia, de evitar problemas con la justicia y de disfrutar de las oportunidades habituales de placer.

 

La salud mental es un concepto complicado, las definiciones ayudan, aunque el hecho de que haya tantas indica que no existe claridad acerca de este punto. Hay que tener en cuenta que uno de los síntomas de los enfermos psiquiátricos graves es la «ausencia de conciencia de su enfermedad», es decir, que ellos creen estar totalmente sanos. Otros, que objetivamente no presentan ningún trastorno, se sienten enfermos y acuden al médico. Esto corrobora la afirmación de Von Weizsaecker: «Enfermo es todo el que va al médico», un poco simple, pero con su base de razón: sentirse enfermo es ya un síntoma de que se padece algún tipo de enfermedad.

 

 

 

Menú de este tema

Home