La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 
La teoría del aprendizaje

La teoría del aprendizaje hace hincapié en que todos los animales, incluidos los humanos, exhiben o son capaces de actividades homosexuales. En consecuencia, parece que los animales son bisexuales y que el ambiente puede tener gran influencia en la elección de compañero sexual. En algunas culturas primitivas, un varón puede ser el compañero sexual apropiado para un varón joven, mientras que, en la edad adulta, el compañero sexual aceptado puede ser una mujer.

Por tanto, quizá los humanos no tengan una preferencia innata por el otro género como compañero sexual adecuado, aunque la naturaleza del condicionamiento y de la socialización canalicen esta disposición. Es decir, las presiones culturales alinean un impulso generalizado en una dirección prescrita por la misma cultura. Sobre la conducta sexual en humanos y animales, existen detalladas pruebas de la herencia bisexual de los humanos que tiende a confirmar la idea antes apuntada. Podríamos concluir que la conducta heterosexual es una forma de ser adquirida, o sea, aprendida. La teoría del aprendizaje indica que el desarrollo heterosexual es, en realidad, más aleatorio de lo que suele suponerse. No sólo deberíamos preguntarnos: ¿por qué se desarrollan como tales los homosexuales y las lesbianas?, sino también: ¿por qué se desarrollan los heterosexuales en cuanto tales?

En consecuencia, la perspectiva de la teoría del aprendizaje consiste en que los humanos disponen de un conjunto amplio de tendencias sexuales que, dependiendo de la experiencia y de las circunstancias, puede ser condicionada en un sentido u otro, hacia la heterosexualidad o hacia la homosexualidad. Este punto de vista presenta el problema de que asume que el desarrollo del homosexual masculino y el de la homosexual femenina son similares, lo que parece difícil ante las distintas experiencias y categorías de hombres y mujeres en nuestra cultura, aspecto que reconocen de forma más clara las teorías psicoanalíticas. Por otra parte, el modelo de la teoría del aprendizaje considera sin dificultad el lesbianismo como una forma normal de conducta, a diferencia de las teorías psicoanalíticas, que la tratan como desviada o compensadora.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home