La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

POR QUÉ EL AMOR ME HACE SUFRIR

Muchas personas dicen que su vida cambió cuando descubrieron el amor, cuando experimentaron el sentimiento más profundo que el ser humano puede vivenciar. Pero transcurrido un tiempo, un porcentaje importante empieza a preocuparse cuando aparecen las dificultades y hacen acto de presencia los desencuentros; entonces se sienten invadidas por las dudas, los miedos, los temores y las inseguridades; no saben cómo actuar, y lo que era dicha y alegría, con frecuencia se transforma en desasosiego, ansiedad o dolor.

En otros casos el amor termina en naufragio y llega la frustración, incluso el resentimiento y la desesperanza. Entonces se sienten atrapadas por lo que consideran una equivocación, un fallo terrible en la elección de la persona con quien quisieron compartir su vida.

¿Qué ha pasado para que se haya producido ese cambio tan drástico, para que un gran porcentaje de parejas confiese, al cabo del tiempo, que se equivocó?

Afortunadamente, no todas las relaciones están condenadas al fracaso, pero cuando las crisis se suceden, los sentimientos más profundos parecen ponerse a prueba.

La secuencia de los hechos se repite de forma constante y a veces, del amor al desamor sólo hay un paso, el paso del tiempo.

En un principio surge el amor, y puede hacerlo de forma imprevista. De repente nos sentimos desbordados; aparecen nuevas e intensas sensaciones que nos sobrecogen, nos llenan de incertidumbres y desasosiegos, de preguntas sin respuesta, de dudas que nos ahogan..., de un sinvivir que da paso a la felicidad más intensa que nunca habíamos experimentado, a la emoción más profunda y más sorprendente, a un sinfín de ilusiones, de alegrías, de certezas y seguridades, de gozos compartidos y de pasiones sin límites.

¡Qué bien nos sentimos en esos momentos!, pero ¡cuánto dolor puede esperarnos al cabo del tiempo!

¿Qué ocurre para pasar de un extremo al otro, para saltar de la cúspide de la montaña al hoyo más profundo?

¿Han llegado el desamor, el desencanto, la decepción... o nos hemos sentido ahogados por la incomprensión?

¿Qué está fallando?, ¿dónde ha ido a parar ese cariño que parecía inagotable, ese afecto lleno de ternura y sensibilidad, esa excitación que sentíamos al ver o pensar en la otra persona?

¿Cómo es posible que esas relaciones que parecían eternas se vuelvan efímeras, y que las parejas que se sentían tan seguras de su amor, como para desear estar siempre juntas y unirse en matrimonio, fracasen en los países occidentales de forma tan estrepitosa? El 50 por ciento termina en divorcio, pero ¿cuántas parejas desearían acabar con esa pesadilla en que se ha convertido su convivencia?

¿Quizá la naturaleza nos está jugando una mala pasada y nos empeñamos en un imposible? ¿Deberíamos asumir que los hombres y las mujeres no estamos hechos para vivir juntos? O... ¿tal vez el fallo radica en que las circunstancias que hoy nos rodean son muy diferentes, las expectativas muy altas y las dificultades demasiado profundas?

¿El problema es de los hombres?, ¿de las mujeres?, ¿o todos somos víctimas?

En realidad, es muy posible que nunca nos hayan enseñado a relacionarnos, a comunicarnos de forma eficaz y a dejar de sufrir inútilmente. De la misma forma, por muy increíble que nos parezca, es casi seguro que no nos mostraron, ni de pequeños, ni de adolescentes, ni de adultos, cómo podríamos entendernos mejor las mujeres y los hombres.

 

¿Por qué el amor nos hace sufrir?, ¿es tan difícil llevarnos bien, pasadas las primeras fases de la relación? Las respuestas son muchas, pero seguramente la principal es porque somos ignorantes, no nos conocemos a nosotros mismos como seres humanos y, por eso mismo, no sabemos qué es lo que podemos esperar. No sabemos cómo somos, cómo sentimos, en qué nos parecemos, en qué nos diferenciamos, lo que nos aleja, lo que nos acerca, lo que nos une, lo que nos separa...

El Conocimiento nos puede enseñar a Ver y mostrarnos, tanto las causas que nos conducen al fracaso en nuestras relaciones, como las claves que nos ayuden a superar nuestras diferencias.

 

En un tema tan importante como éste, en que está en juego nuestra felicidad, el conocimiento sobre el ser humano, el conocimiento del hombre, de la mujer y de la sociedad en la que nos encontramos, puede ayudarnos a entendernos, a encontrar explicaciones a nuestras conductas tan dispares, a conseguir que actuemos desde la inteligencia, desde la no exigencia de imposibles y desde la comprensión y la flexibilidad que da el Conocimiento.

Podemos optar por seguir como hasta ahora y sufrir inútilmente a causa de nuestra ignorancia; o podemos descubrir las claves que nos facilitarán el porqué de nuestras reacciones, el entendimiento de nuestras conductas, los secretos de nuestros sentimientos...

Sin duda, aún podemos elegir: ¿querernos seguir construyendo muros infranqueables o preferimos quitar los obstáculos que continuamente surgen en el transcurso de las relaciones? ¿Esperamos a envejecer para que, cuando ya no hay remedio, la experiencia nos muestre cómo podríamos haber salvado nuestras diferencias o empezamos hoy mismo a mirar con ojos nuevos, con ojos que nos permitan ver lo que nuestras emociones nos escondieron?

En este espacio vamos a tratar de aprender las claves que nos explican por qué algunas relaciones pueden salvarse, y por qué debemos poner fin a otras relaciones donde el desamor ha hecho acto de presencia, al menos en uno de los integrantes de la pareja. Vamos a tratar de exponer, de forma muy práctica, aquellos conocimientos que nos ayudarán a explicarnos situaciones difíciles, reacciones insospechadas y conductas problemáticas.

 

Este espacio Web muy posiblemente te ofrecerá un nuevo prisma, a modo de caleidoscopio, que te permitirá analizar las relaciones afectivas desde los distintos ángulos, formas y colores en que pueden desarrollarse.

Las personas somos tan complejas que merece la pena conocer los secretos que nos ayudarán a entendernos y aceptarnos. Este conocimiento concreto sobre el hombre y la mujer, que te ayudará a vivir más y mejor, lo encontrarás en este espacio. Aún así, pensamos que navegar por  El amor consciente, Amor y espiritualidad, El amor y La Página de la Vida te orientará en la más genuina dirección y te ayudará a comprender este tema tan importante desde una perspectiva superior

 

 

Menú de este tema

Home